joomla templates top joomla templates template joomla

Cómo la construcción de una carretera mejora el nivel de vida de El Lucero

Escrito por Comunicación. Publicado en Noticias

Carretera

Los agricultores dejaron sus machetes y las mujeres el maíz de sus gallinas para ver la inauguración de la vía Cariamanga-Lucero-río Pindo, 28 kilómetros, en la provincia de Loja (sur andino), que por 35 años esperaron para que sea asfaltada. "Tenía que ver para creer, porque ya estamos cansados de que nos mientan”, dijo Libio Rosales quien destaca la obra del gobierno nacional y recuerda que escuchó al presidente de Ecuador, Rafael Correa, decir que eliminará la brecha de la desigualdad.

Esa carretera beneficia a 3.400 habitantes de la parroquia El Lucero (municipio de Calvas), 1.300 de San Antonio de Las Aradas (municipio de Quilanga), a 1.900 pobladores de El Ingenio y 2.000 de la parroquia 27 de Abril (municipio de Espíndola). Además, de las cabeceras cantonales que se abastecen de los productos agrícolas. El pasado viernes un intenso sol cobijaba a la comunidad de El Lucero que tiene un parque de 300 metros, aproximadamente, con pequeñas luminarias y árboles de ciprés, donde se desarrolló la inauguración de la carretera.

Una sonrisa se dibujaba en el rostro de Delfín Jiménez, de 60 años de edad, quien llegó desde el barrio La Ramada, a 15 minutos de El Lucero, para agradecer por la obra ejecutada. “Con la construcción de esta carretera los agricultores podrán sacar más maíz al mercado y mejorar sus ingresos”, acotó. En el pasado, durante los tres primeros meses del año que la estación es lluviosa, los campesinos perdían dinero porque la carretera que los comunicaba con los municipios de Calvas, Quilanga y Espíndola, quedaba intransitable y sus productos agrícolas se estropeaban.

Solo El Lucero, ubicada a 123 kilómetros de la ciudad de Loja, abastece con un 40% de producción de maíz, frejol y yuca a los centros de abasto explicó Manuel Jaramillo dirigente parroquial.

Historia.

En el 1950 empezó la construcción de la carretera para unir a Calvas y Espíndola. En 1963 llegó el primer vehículo conducido por Marco Paredes tras culminar la obra. Pasaron siete años (1970) y el gobierno mejoró la vía, pero solo hasta 1979 concluyó su total construcción. Han pasado 35 años de sufrimiento, pero llegó un gobierno de la revolución que cumplió con una obra anhelada por todo el pueblo y permitirá mejorar las condiciones de vida de tres cantones hermanos”, expresó Alex Padilla, alcalde de Calvas.

Esa nueva carretera es el resultado del apoyo que el Banco del Estado entregó al Gobierno Provincial de Loja con 7’1 millones de dólares. De ellos, 4’9 millones es financiamiento y 2’2 es una asignación no reembolsable. Cada habitante invertía al día una hora en sus desplazamientos y la mayoría lo hacía por razones de trabajo. Ahora les toma 30 minutos movilizarse y con mayor seguridad expresó Iván Ochoa, conductor de transporte público, quien además agregó que se redujeron los daños en los amortiguadores y hojas de muelle de las unidades.

Juan Cueva, quien regresó a la parroquia El Lucero después de 12 años, se mostró contento. “La gente ya no tendrá que caminar por el lodo o realizar trasbordos por el mal tiempo”, comentó a Andes mientras observaba al prefecto de Loja, Rubén Bustamante y a Gonzalo Núñez, subgerente de Negocios del Banco del Estado, cortando la cinta de inauguración.

Fuente: Andes.